Hernia discal: ¿Por qué ocurre y cómo podemos tratarla?

Una hernia discal es una lesión en la cual el paciente necesita adherirse al tratamiento, para así prevenir complicaciones serias. Además, puede aparecer tanto en deportistas, como también en personas sedentarias.

¿Qué es una hernia de disco?

Las vértebras que componen la columna cuidan los nervios que provienen del cerebro y descienden por la espalda, formando así la médula espinal. A la vez, dichas vértebras se separan por medio de discos que aportan amortiguación y facilitan el movimiento entre las vértebras.

Ahora bien, cuando el disco se mueve o desplaza de su sitio, se produce una afección conocida como hernia discal. En consecuencia, esto puede generar presión en los nervios asociados ocasionando dolor.

¿Por qué podría aparecer una hernia discal?

Muchas personas que realizan deportes pueden experimentar dolor de espalda. Generalmente esta molestia aparece luego de realizar movimientos incorrectos, o por excederse con la actividad física. Consecuentemente esto desencadena una sobrecarga muscular y puede dejar micro lesiones. Lamentablemente, en ciertos casos estas micro lesiones podrían agravarse y conducir a una hernia discal.

De igual modo, la hernia discal puede aparecer luego de flexionar la columna hacia el frente de manera desmedida. Otra de las causas de hernia de disco es el levantamiento excesivo de peso. En estas situaciones, frente a la contracción de la columna, los discos soportan demasiada presión. En otras palabras, terminan desgastándose y sufriendo un gran riesgo de lesionarse.

Tratamiento de la hernia discal

El tratamiento inicial para una hernia de disco generalmente no requiere de cirugías. De igual manera, el fisioterapeuta podría recomendar al paciente que disminuya la actividad física por una o más semanas. Esto permitirá reducir la inflamación del nervio espinal. No obstante, frecuentemente no se aconseja realizar reposo total.

Por otra parte, lo más adecuado es asistir a una consulta de fisioterapia. De esta forma, el fisioterapeuta podrá evaluar y diseñar un tratamiento específico basado en la situación particular del paciente.

El tratamiento de fisioterapia de la hernia discal principalmente buscará:

  • Fortalecer los músculos encargados de sostener la columna vertebral y también la cadera.
  • Estirar las estructuras que se acortaron.
  • Mejorar la postura y brindar técnicas que calmen el dolor.
  • Recobrar el movimiento normal de las articulaciones espinales.
  • Controlar los síntomas y cambiar las actividades que perjudiquen la salud.

¿Por qué no deberías ignorar el tratamiento de la hernia discal?

Una hernia puede aparecer de forma repentina por la edad u otros factores. Por otro lado, puede surgir al hacer movimientos imprevistos ocasionando un gran dolor. Cabe destacar que dicho dolor podría disminuir a través del descanso. Aunque esto no significa que la afección se haya solucionado. Al contrario, la lesión puede agravarse.

Como mencionamos al comienzo, el hecho de no tratar una hernia discal a tiempo podría acarrear graves complicaciones. Entre ellas, pueden aparecer cambios en la sensibilidad o problemas para mover las piernas y brazos.

Una de las complicaciones más graves, si se pasa por alto el tratamiento de hernia discal, es el déficit neurológico irreversible. Sin lugar a dudas, esto podría conducir a una debilidad muscular permanente. Incluso podría dificultar la realización de tareas cotidianas como bañarse, cambiarse, cocinar, caminar, entre otras.

Por dicha razón, es crucial estar atentos a los síntomas de esta afección. En caso de que el dolor en la espalda esté presente de forma persistente, lo más sabio será acudir a un centro profesional.

Para terminar, recuerda que si presentas dolor crónico en la espalda es de vital importancia que te acerques a un profesional. En nuestro centro de fisioterapia en Girona contamos con un equipo especializado en tratamientos de hernia discal. No dudes en acercarte para así recibir la atención que necesitas.