Si tienes dolor de rodilla al correr te explicamos cuál puede ser su origen

Si tienes dolor de rodilla y crees que puede tratarse de una lesión deportiva, aquí te contaremos cuáles podrían ser las causas y cómo puedes aliviar ese dolor.

Para comenzar es importante considerar que la rodilla, nuestra articulación de mayor tamaño, está propensa a sufrir distintas clases de lesiones. Las lesiones deportivas más comunes son las dislocaciones, esguinces, fracturas, desgarros, entre otras.

Cabe destacar que dichas lesiones pueden aparecer cuando no se emplean técnicas o equipos apropiados para el deporte en cuestión. Asimismo, casi todas las dolencias y lesiones de rodilla ocurren a causa de una actividad deportiva, un accidente vehicular o una caída.

Principales causas de dolor de rodilla

Desgarro del menisco

Los meniscos son discos que amortiguan y absorben los impactos que atraviesan los huesos. Al mismo tiempo se encargan de aportar estabilidad a la rodilla.

Dichos discos podrían experimentar un desgarre parcial o total. Principalmente ante el giro o torsión súbita de la rodilla, cuando ésta se encuentra doblada. Por sobre todo, los más propensos a sufrir un desgarro de menisco son los jugadores de vóley, fútbol o esquí.

La sintomatología asociada abarca inflamación y dolor en el área, problemas para estirar la pierna, y una sensación de que la rodilla se ha atascado.

Ahora bien, si te estás preguntando cómo aliviar este dolor, lo más importante es descansar la rodilla. Además, no deberás colocar peso encima de ella. En tercer lugar, puedes utilizar hielo para calmar el dolor y comprimir la zona por medio de un vendaje elástico.

De manera adicional, es crucial que te acerques a un centro de fisioterapia en Girona o en donde te encuentres. De esta forma, el profesional podrá identificar la gravedad de tu lesión. Luego, en base a ello, podrá asesorarte acerca del tratamiento más idóneo.

Esguince

Otra de las causas del dolor de rodilla podría ser un esguince. Esta situación se presenta cuando se lesiona uno o más ligamentos de la rodilla. A la vez, esto puede aparecer luego de una actividad física realizada sobre un área desnivelada o bien, al caerse ineptamente tras un salto.

Por otra parte, entre los síntomas asociados, puede percibirse o escucharse un chasquido articular. De igual modo, al intentar caminar o al tocar el área, la persona sentirá dolor. Incluso, la rodilla puede hincharse y enrojecerse. De hecho, en algunos casos podría aparecer una hemorragia interna que ocasiona un moretón.

Para aliviar el dolor que desencadena un esguince de rodilla, es necesario tomar ciertas precauciones, como por ejemplo, hacer reposo y usar compresas frías o hielo. También es esencial acudir a un profesional en fisioterapia para que se evalúe la gravedad. Hay que considerar que el tratamiento estará basado en el ligamento que se ha lesionado y en la severidad de la lesión.

Distensión de rodilla

Una de las causas más populares del dolor de rodilla sucede en el momento en el que los tendones o músculos que se encuentran alrededor de la misma se estiran. Esta situación se conoce como distensión de rodilla. Generalmente aparece como consecuencia del exceso de ejercicio.

Para aliviar este dolor lo mejor es descansar, colocar compresas frías y levantar la rodilla lesionada más arriba de la altura del pecho.

Para finalizar, recuerda que estas son sólo algunas de las causas de dolor de rodilla. Por lo tanto, si te duele tu rodilla y no estás seguro que lesión tienes o cuál es su gravedad, lo ideal es acudir a un profesional. En Procínics, tu centro de fisioterapia en Girona, encontrarás toda la ayuda que necesitas para recuperarte y olvidarte de las molestias que puedas estar teniendo en tu rodilla.